demo

Por qué los conductores de UPS NUNCA cruzan a la izquierda… y por qué nadie debería hacerlo

Los conductores del servicio de paquetería estadounidense UPS nunca dan vuelta a la izquierda… y no es mala idea considerar que debiéramos evitarlo en lo posible. Si sigues un camión de esa empresa, verás que evitan las vueltas a la izquierda. La razón es que ahorran miles de dólares en accidentes y combustible, además de que contaminan menos.

 

Este comportamiento no es una especie de cábala o superstición de carteros, sino el resultado de una compleja ecuación matemática que le ha ahorrado a UPS millones de dólares en gasto de gasolina y en reducción de accidentes viales.

La idea de desarrollar rutas más provechosas apareció en 1959 como una forma de organizar objetos en movimiento. Básicamente, se toma en cuenta una variedad de factores para determinar la mejor manera de llegar de un punto a otro.

 

Una de las ecuaciones se utiliza en los aparatos que usan los vehículos de UPS (no Google Maps) para lograr la mejor ruta para entregar sus paquetes. El software del vehículo tiene como prioridad evitar las vueltas a la izquierda por considerarse una pérdida de tiempo y dinero (esta regla aplica solo para los países en los que se maneja del lado derecho del camino).

Aunque evitar los cruces de tráfico puede aumentar el tiempo que tardas en llegar a un destino, reduce las posibilidades de tener un accidente y elimina el tiempo gastado en esperar a pasar y el gasto de combustible.

La política fue anunciada en 2004 y, desde entonces, ha ayudado a reducir el gasto de combustible en 10 millones de galones, se han emitido 20 mil toneladas de dióxido de carbón menos a la atmósfera y se han entregado 350 mil paquetes más. Pero a veces las vueltas a la izquierda son inevitables. La compañía dice que las vueltas a la izquierda son menos del 10%.

Al parecer, la recomendación de no dar vuelta a la izquierda podría eliminar mucha de la contaminación y gasto de combustible en general. Si todo el mundo lo aplicara, tal vez tendríamos menos accidentes y un aire más limpio. Esta podría ser una decisión muy inteligente.

En el programa Mythbusters trataron de probar la teoría y, efectivamente, ahorraron combustible: