demo
MOVISTAR
ALBA
MOVISTAR

Controles de cierre, el nuevo método de la PNC para capturar a conductores ebrios

Estos controles se implementarán a nivel nacional y el objetivo es que ningún conductor ebrio escape de las autoridades.

Las altas cifras de accidentes de tránsito en las carreteras, los fallecidos y lesionados por dicha causa, ha obligado a la División de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC) a implementar nuevos métodos para detectar y capturar a los conductores que conducen bajo los efectos del alcohol.

La comisionada Verónica Uriarte, jefa de dicha dependencia de la PNC, aseguró que en lo que va del año se han registrado 18,563 accidentes de tránsito, en los que han fallecido 1,030 ciudadanos y se registran centenares de lesionados.

Lo anterior, según la funcionaria, está directamente relacionado con el alcohol, por lo que desde hace unos meses implementan los “controles de cierre”, los cuales consisten en bloquear, con retenes policiales, todas las salidas y entradas a las zonas de restaurantes y bares a nivel nacional.

Uriarte aseguró, que generalmente, cuando los conductores ebrios ven los retenes policiales los evaden y buscan rutas alternas, así logran burlar a las autoridades, pero eso ya no sucede con los controles de cierre.

“El 15 de septiembre apoyamos a Santa Tecla en un operativo sorpresa y cerramos todo Santa Tecla. Hablo de la Panamericana, en ambos sentidos, la Chiltiupán, la salida a Monseñor Romero. Entre las 11 de la noche del 15 a las 2 de la mañana del 16, teníamos 30 conductores ebrios”, dijo la director de Tránsito en la entrevista Frente a Frente de Telecorporación Salvadoreña (TCS).

La misma metodología se ha utilizado en Santa Ana, donde en pocas horas se capturaron 20 conductores, reiteró la jefa policial.

Asimismo, la comisionada informó que estos operativos se incrementan los viernes, sábado y domingo, días en que se consume más alcohol en las zonas de bares y restaurantes como el Paseo El Carmen en Santa Tecla y Zona Real, Zona Rosa, colonia San Luis, éstas últimas en San Salvador.

Sin embargo, lo mismo se aplicará en las principales ciudades y municipios a nivel nacional.

Finalmente, Uriarte aseguró que no buscan impedir que los conductores consuman alcohol, pero sí que utilicen a un conductor designado.

“Yo no le digo que no celebre, lo que le digo es que no conduzca. Que conduzca otro, que lo vayan a dejar, a atraer, pero no maneje en estado de ebriedad. Lo mejor que le puede pasar es que nosotros lo detengamos”, concluyó la funcionaria policial.

Información de Diario1.com